Paneles eléctricos solares
La transición hacia la sostenibilidad puede ser uno de los desafíos más serios que enfrenta la civilización moderna. ¡Pero no necesariamente tiene que traducirse en sacrificios! Hemos puesto en práctica lo que llamamos "la prosperidad sostenible"— Integración de prácticas sostenibles con una alta calidad de vida. Estas son algunas de las inversiones que hemos realizado en Casa Caramba en nuestro andar (¡con usted!) hacia un futuro más sostenible:

Paneles eléctricos solares: generan más energía de la que consumimos, poniendo el extra en la red, lo que compensa el uso de combustibles fósiles.

Agua caliente y en jacuzzi por energia solar: ¡la única manera de desperdiciar el agua caliente es no usarla!

Aislamiento en las paredes exteriores: único en San Miguel, Casa Caramba permanece comfortable durante todo el año.



Invernadero Solar
Invernadero Solar (La Calaca): el aire caliente en la parte superior del invernadero es conducido a la casa para calefacción en invierno. En verano los respiraderos del techo del invernadero permanecen abiertos, liberando el aire caliente e introduciendo aire fresco en el hogar.

Estufas de Alcohol (biocombustible) para el invierno: hecho de caña de azúcar (en lugar de combustibles fósiles), las únicas emisiones de la limpia combustión son el CO2 y el agua.

Iluminación LED: más iluminación, menor consumo eléctrico.

Yesos naturales: a diferencia de los modernos yesos hechos a base de cemento de alto consumo energético, hemos utilizado cal de piedra natural en toda la casa.

Pinturas a base de leche: así es, ¡la leche! Aunque no es tan estable como las pinturas acrílicas, se ven muy bien y se desgastan como cualquier pintura a base de sintéticos.


Techo verde
Techo verde: los patios de nivel superior están plantados con flores, hortalizas y árboles frutales.

Compostas: los residuos tanto de la cocina como del jardín son reciclados de nuevo en el jardín, eliminando la necesidad de fertilizantes químicos.

Cosechamos con el agua de lluvia: El agua de lluvia se recoge de todas las superficies de la azotea y se almacena en una gran cisterna por debajo del patio central. El agua de lluvia almacenada se utiliza para plantas del jardín de la azotea.

Casa Caramba, San Miguel de Allende 2015